miércoles, 16 de septiembre de 2009

Me gusta hablar contigo, a veces con pinceles

He mirado el cielo, tan lejos, tan callado, tan puro.
De noche, las estrellas, eran de escarcha,
y de tanto frió amaneció nevado.
He recordado a Van Gogh, genio o locura?¿

Horizontes cortados,
la perfección de la tierra,
palpable y punzante,
rugosa,
y terriblemente real,
como real es el aire que lo envuelve,
y crea armonía
y desparrama el encanto en campos de surcos,
árboles, y flores,
arbustos
y montañas llenas de grandeza
echas a pinceladas.

Es color, todo es color.

Se pueden trazar escuadras y cartabones
de perspectivas en lienzos de color,
donde superponer los planos
y los horizontes del infinito
con la sincronía universal,
todo seria colores,
y quizás me volvería loca
de tanta belleza.

He mirado los cuadros de Van Gogh, para recordar sus ojos.

Sus pinturas son movimiento,
el movimiento de la tierra palpitando que tanto le impactó.
Hoy el mundo entero reconoce su genialidad..
pero valió la pena?
Vicent Van Gogh: Más de 800 cuadros en nueve años.

Hay genios preparados para vivir en paz,
pero en ese sentido
el no pudo estar jamás en paz
con un mundo que nunca le ofreció su ayuda,
ni se asombro de su valía,
ni le tendió una mano.

Hoy se pueden admirar sus cuadros
en las mejores galerías de arte de todo el mundo,
un sistema perfectamente interesado en explotar a un genio.

Es el mismo sistema
que le empujo al manicomio,
la misma estupida sociedad
que le condeno a vivir sin reconocimiento,
apartado en el rincón de los inadaptados.

Debió para nosotros no ser artísta,
e intentar ser feliz,
porque duele esa soledad del ser humano,
desnudo, descarnado,
agarrándose a la vida,
arañando la tierra y sus entrañas,
y haciéndola temblar,
como en sus cuadros,
y llenándolos de vida,
mientras él, iba poco a poco besando
la muerte de su razón.

Cuando miro un cuadro de Van Gogh,
le siento a él, y su sufrimiento,
y cuando miro un paisaje,
noto que quiero cogerle de la mano.

Cuidadosamente estudio
e interpreto las cosas que llegan a mis sentidos,
no tengo ninguna prisa,
por llegar a ningún sitio
pero, me gusta hablar contigo,
a veces con pinceles
lyria

5 comentarios:

  1. hola

    muy emotivo y
    ¿tu pintas?

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Buenas , primera vez que visito tu blog, y me encuentro tal hermosa escritura, te cuento que en lo personal Van Gogh es uno de mis pintores favoritos, que su vida y su historia siempre me llena de melancolía como lo describes...

    Cuando uno mira sus pinturas se da cuenta de sus sentimientos imprensos en eso lienzos...

    Lástima que en vida no tuvo su reconocimiento y saber que obtener una pintura de él es inalcanzable para mucho de nosotros...

    Muy buen post me gusto mucho y seguiré visitandote

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy bello texto.
    ¿Quién puede elegir su destino? Nosotros no y Van Gogh tampoco pudo.

    Alejandro

    ResponderEliminar
  4. Lyria:

    Genial, avui ha estat un escrit genial. Crec, per mi què és el que més m'ha agradat de tu, en aquest temps, sincerament.

    Ës increïble en Van Gogh, jo també ho sento quan miro els seus quadres, qui sap perquè certs llocs els veig així, o quan miro els d'en Munch, que encara m'agrada més.

    Preguntes si és geni o bogeria? Doncs jo et diré què és genialitat i bogeria, unida. Sols que primer va sorgir més genialitat que bogeria, i al final es va apoderar la bogeria completament d'ell.

    És paradoxal, però segurament, amb el que ara es paga per un quadre d'ell. Es podrien construïr uns quants bons centres de salut mental. No m'agrada parlar de manicomis avui en dia. S'ha de desterrar aquesta paraula.

    Un petó i una abraçada.

    Àlex.

    ResponderEliminar