lunes, 26 de abril de 2010

Besos por Tulipanes

-Bonito lugar no?¿ dijo al tiempo que le asomaba la sonrisa y señalaba el entorno en donde estábamos.
_Si , le respondí entusiasmada, acabó de llegar hace unos minutos y he parado para hacer fotos. Es un precioso paisaje.
- ciertamente lo es, me respondió mientras sacaba de su mochila una botella de agua y apuraba el contenido.
- voilà, hizo un gesto señalando el envase vacío, he venido a repostar. Nunca imaginarias que aquí cerca hay un pequeño aljibe…eh?¿

Al decir esto me señaló algo similar a un montículo de tierra prensada medio oculto por unos matorrales de espino blanco, rosa mosqueta y baladre.

-Te propongo algo, dijo sacando unos pequeños tiestos de su mochila…
Sonreí impresionada, al ver aquel rosal pequeñito y un jazmín.


-Te regalaré luciérnagas si me ayudas a hacer un jardín, y la mitad de él será tuyo.
Me gusto el trato, asi que como colegas que empezabamos a ser nos dimos la mano y nos presentamos formalmente, porque quedaba muy mal que dos socios no se conocieran de nada.

A partir de entonces tube que cumplir con mi palabra, así que volví muchas veces, y cada vez que iba una nueva flor, una nueva aromática, un pequeño árbol me advertía de su presencia, aquello se convirtió casi en un ritual, y cada vez que pasaba por un vivero, me llevaba alguna para poner allí. Estábamos dando sentido a un espacio que iba creciendo lleno de color de texturas de formas, que iba adquiriendo frescura.



Cada una de las semillas que plantamos, cada arbusto y cada flor que creció lo convirtió en el lugar más hermoso de la tierra, y en las noches de verano cuando no había luna, las luciérnagas nos indicaban el camino de las amapolas y las estrellas nos señalaban el camino a casa.

lyria

2 comentarios:

  1. Hola Lyria!!! Que belleza de relato!! Hasta me pareció oler los perfumes. Me hiciste acordar a cuando era chica y las amapolas crecían salvajes en cuanto terreno encontraban, llenando los arbustos con manchones rojos. Siempre me llamó la atención que una flor que parece tan frágil creciera sin el cuidado de nadie.

    Un abrazote enorme desde la distancia y el tiempo!

    ResponderEliminar
  2. Jo, que chulada, un sueño hecho realidad. Me ha encantado tu relato. :)

    Abrazoss

    ResponderEliminar